lunes, 20 de abril de 2009

De la orilla al hemiciclo

Un alto en el camino, unas horas en el tren son el tiempo que me permite sentarme ante el teclado para escribir estas líneas. Son muchos días los que he pasado cruzando Andalucía. Comencé en los días festivos de Semana Santa, conociendo una zona como es la costa atlántica de Cádiz junto con amigos y amigas. Tras mi paso por allí me veo obligado a recomendar la visita a rincones como Vejer de la Frontera, Caños de Meca, Medina Sidonia... Pequeños enclaves en los que sus paredes encaladas y sus estrechas calles, la hospitalidad de sus gentes y la tranquilidad que respiramos nos invitan al reposo sosegado, y especialmente, a quienes provenimos de grandes municipios a valorar la tranquilidad de estos pueblos en los que los ciudadanos del siglo XXI nos damos cita buscando el alejamiento de nuestro día a día repleto de ajetreo.

El lunes 13 de abril siempre lo recordaré por haber sido la puerta que me dio la oportunidad de ser participe de la Simulación del Congreso Español -SICE-, un evento que nos dio cita a 210 "Diputados" durante toda una semana en Sevilla, recreando la actividad diaria de nuestras Cortes. Las primeras palabras que tengo son de reconocimiento y agradecimiento por el trabajo de ese grupo de jóvenes estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide que durante un año han puesto sus ilusiones y dedicado su tiempo ha organizar la que hasta ahora ha sido la mayor y más realista simulación política de una cámara legislativa. Para algunos habrá sido un juego, para otros un reto personal, pero lo que no cabe duda es que para todas las personas que hemos participado ha supuesto una experiencia inolvidable. El debate en pleno y el trabajo en comisiones, la búsqueda de consensos frente a la confrontación, la interpretación de los distintos roles adquiridos han sido los elementos que han conformado nuestra agenda durante esta semana. Más de doscientas personas nos dimos cita el pasado día 13 en los Reales Alcázares de Sevilla para el acto de inauguración y el cóctel de bienvenida. Todo un álbum de rostros que desconocía pero a los que tras cinco días de convivencia me une una experiencia sin igual. Mi agradecimiento personal de Jesús, Ana, Alicia, Pedro, Sara, y otras tantas personas que han confiado en mi y me han abierto los brazos desde el primer momento no solo en ese trabajo conjunto que nos aguardaba, sino también en la complicidad que hace surgir la amistad que hemos tejido y que me permite saber que tras este SICE´09 no solo me llevo experiencias y conocimientos, sino también la amistad de compañeros para los que siempre tendré un recuerdo en mi interior.

Desde el punto de vista más objetivo he de reconocer que todas las personas que participamos en esta SICE´09 hemos mostrado nuestras pequeñas protestas durante toda la semana, expresando de este modo disconformidades con la forma de gestionar diversos elementos desde el Comité Organizador, pero también debemos ser concientes del trabajo que se escondía tras esta labor de organización, que en ocasiones ha llevado a este grupo de universitarios a sacrificar su tiempo libre. Parece increible que una iniciativa como esta haya sido puesta en marcha y gestionada plenamente por un pequeño grupo de estudiantes, que tan solo contaban con sus propios medios pero que han volcado toda su capacidad de trabajo en equipo para sacar adelante este proyecto. Una considerable proyección mediática en la prensa no solo local sino también regional, la admiración de sus compañeros y profesorado, el respeto de las instituciones que confiaron desde un primer momento en este proyecto -Ayuntamiento de Sevilla y Junta de Andalucía-, y el agradecimiento de todas las personas implicadas en esta Simulación suman un conjunto con el que verse cubiertos de satisfacción.

Estos días han sido un ejemplo a la ciudadanía del valor que tiene nuestra juventud. Más allá del botellón o de la apatía social que protagonizan las noticias sobre la juventud se ha demostrado el trabajo responsable, la capacidad de diálogo, y el entendimiento basado en los consensos. Jóvenes agrupados en distintas formaciones políticas, con ideologías de lo más diverso, han sido los protagonistas de titulares sobre la aprobación de leyes como las de reforma del sistema electoral, descentralización de la justicia, o creación de un Consejo de las Autonomías. Una lección es lo que han recibido algunos de los responsables políticos de distintos partidos que nos han visitado estos días y que tras su interés descubrían la respuestas ofrecidas por los jóvenes a temas enquistados en el debate parlamentario real.

El final de esta Simulación supone el comienzo del trabajo para poner en marcha SICE´10, pero yo me quedo con algo más, la esperanza de ver como estas personas que han sido una muestra de como realizar un trabajo responsable en pro del bien común, no cambian de actitud, no evolucionan hacia las posiciones de los mas veteranos políticos que cuentan con el rechazo de la ciudadanía pese a su perpetuación en la primera fila.

No solo la SICE ha sido parada en este periplo. La VIII Asamblea del Consejo de la Juventud de Andalucía ha sido otro de los espacios de participación que me ha albergado durante los días 18 y 19 de abril. Una cita en la que representantes de las entidades juveniles de nuestra región hemos valorado la gestión realizada por nuestros órganos ejecutivos y en la que también elegimos una nueva Comisión Permanente. Ha sido una Asamblea presidida por el sosiego de todas las entidades asistentes, en la que pasamos a ver como éstas dejan de lado intereses particulares en busca del interés del Consejo. La hoja de ruta que guíe su funcionamiento, la propuesta de actividades que nos permitan una mayor proyección, o las líneas en las que se enmarca nuestra labor propositiva han sido los asuntos en los que el consenso ha cobrado mayor presencia. Valga como muestra de lo anterior el alto apoyo prestado de la recién elegida Comisión Permanente -98 votos a favor y 6 abstenciones-. De ahí surge un equipo de seis personas que son muestra de la pluralidad de territorios que forman Andalucía, de la heterogeneidad de intereses de los y las jóvenes como muestran las entidades que la conforman -Entiendes-Colega, Jóvenes Vecinos, Ediciones Veleta, Juventudes Socialistas, El Patio, y CC.OO.- y que entrelaza experiencia e inquietud.

Ahora llega el momento de regresar a casa con la satisfacción del trabajo realizado, y la alegría de albergar nuevas amistades, pero ante todo con la ilusión que supone saber que el trabajo que realizamos día a día, que la apuesta por la juventud, no es un cheque en blanco, sino el deposito de una confianza que cuenta con grandes avales.

domingo, 5 de abril de 2009

La mirada de una niña

Son constantes las noticias que durante estos últimos días nos llegan de la sucesión de Cumbres internacionales que están teniendo lugar en distintas ciudades europeas. Los principales líderes mundiales se están reuniendo para llegar a acuerdos sobre el nuevo modelo económico, el sistema de seguridad, o el papel de Europa en el mundo. Son citas en las que la firma de un acta puede hipotecar el futuro de varias generaciones, o también construir un futuro mejor para ellas. Pero lo que os propongo es que entre tanta noticia sobre las decisiones que asumen los países occidentales y las principales potencias económicas veamos un vídeo. Pretendo rescatar del olvido las palabras de una niña que en 1.992 sirvieron para llamar la atención de la humanidad y acallar las voces de muchos gobernantes. Fue un 3 de junio cuando Severn Suzuki, una niña canadiense de 12 años, hablo durante seis minutos y medio, silenciando al mundo. Su intervención en la Cumbre de Medio Ambiente y Desarrollo, celebrada por la ONU en Rio de Janeiro, fue la oportunidad de escuchar las voces de los más jóvenes y de constatar su preocupación por el futuro. Creo que son unas palabras que cada gobernante debería tener presente diecisiete años después.