lunes, 8 de septiembre de 2008

Un enfado por la igualdad

Cuando hoy me he levanto y encendido el televisor mientras desayunaba he sentido que me empezaban a joder el día. A esa hora he encontrado una entrevista a Soraya Saenz de Santamaría en Televisión Española, y por no empezar el día irritado por sus comentarios he cambiado de canal, en Telecinco despachaban un debate con María Teresa Campos, la cual no es de mis presentadores preferidas, así que he seguido haciendo zapping y he aterrizado en Antena 3. Ahí encuentro el motivo de mi enfado matutino, un debate en torno a un asunto de tal trascendencia para nuestro país como son unas fotos aparecidas este fin de semana de la Ministra de Defensa, Carme Chacón, junto a su bebé.

Las escenas han dado de si para todo un aluvión de críticas de los contertulios sobre la capacidad y la oportunidad de que sea esta figura la que ocupe la cartera de Defensa. En este sentido no ha dado tregua en denunciar la falta de tiempo para atender sus responsabilidades, ya que debe de cuidar de su bebé. Y en algunos casos, como en el de Miguel Ángel Rodríguez, portavoz del Gobierno de Aznar en su primer periodo, hasta de señalar el origen catalán y la juventud de la política como un elemento que recomienda que no esté al mando de las fuerzas armadas. En definitiva, una ristra de sandeces que nos muestran el machismo encubierto que aún respiramos incluso en nuestros medios de comunicación.

Claro que no debería sorprender que la maternidad de una política sea puesta en cuestión, si recordamos que una de las críticas lanzadas contra el actual Gobierno tras su presentación fue el elevado número de mujeres que lo formaban. Llegando en algunos casos a provocar comentarios que en otro momento hubieran llevado a conflictos diplomáticos, como los lanzados por ese personaje que dirige a nuestra vecina Italia cuando señaló que el Gobierno de España es demasiado rosa. Son muestras de la ira que provocó entre el machismo español el constatar que las mujeres avanzan hacia la igualdad, y que se tradujo en una campaña de desprestigio hacia las ministras, cargando esencialmente en Carme Chacón y Bibiana Aido.

Aido no ha sido objeto de menos ataques, algunos enfocados a denunciar su juventud –me pregunto que tiene de perjudicial que un Gobierno integre a los y las jóvenes-, en segundo se cuestionó la necesidad de que existiera un Ministerio de Igualdad, como si esa no fuera prioridad para una sociedad como la nuestra, y finalmente viendo que ninguno de esos dardos erosionaban a la gaditana, se lanzaron a criticar sus acciones. En este sentido de modo bastante triste pues no habló nadie de las medidas políticas desarrolladas desde el departamento, sino de una simple torpeza al introducir el termino miembra en una de sus intervenciones.

Pero la derecha española, y la Iglesia en particular, ya han encontrado donde morder duro. El anuncio por parte de Bibiana Aido de comenzar a trabajar para la elaboración de una nueva Le del Aborto ha desatado todas las iras. Tanto los como las machistas de nuestro país han visto como esta iniciativa pone en peligro la unidad de España, la fé de la humanidad y no se que historias mas. Pero para quienes lo vemos desde fuera lo único que se resquebraja aquí es la autoridad de los hombres sobre las mujeres, ese machismo que no solo pervive, sino que se ve alentado desde algunos medios de comunicación.

La iniciativa del Gobierno será una garantía tanto para las mujeres como para los profesionales médicos, y además una victoria sobre quienes en los últimos meses han protagonizado los lamentables capítulos vividos en clínicas abortistas de Madrid. Con este texto nos situaremos en igualdad con la inmensa mayoría de Estados europeos que disponen de leyes de plazos, en lugar de nuestra desfasada ley de casos, con la que la posibilidad de abortar queda al arbitrio de algunos profesionales. Pero ante todo es un texto que significará un avance en la plena igualdad de la mujer, en la emancipación de una población femenina que aún se ve sometida en ocasiones a la voluntad masculina.

Esta Ley será un ladrillo más que caerá en esa lucha por derribar el muro de las desigualdades. Un muro que comenzó a resquebrajarse cuando hace décadas las sufragistas pedían el voto para las mujeres, cuando otras reivindicaban su derecho a estudiar igual que los hombres, cuando el divorcio les otorgó la posibilidad de decidir con quien quería compartir su vida… Un muro al que aún quedan muchos ladrillos por retirar.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Dos caras de Cuba

Son una Cuba distinta la que he visto reflejada en la pantalla de la que he encontrado en las páginas. Una es la Cuba de la Revolución, la que vivía el final del régimen de Batista y el ascenso al poder de Fidel Castro. Otra es la que sobrevive en la actualidad con un mismo escenario medio siglo más tarde. La primera es la que se muestra en Che, el argentino, la película en la que Benicio del Toro interpreta al revolucionario. Esta producción que comienza con el momento en el que Ernesto Guevara y Fidel Castro se conocen en Méjico, nos narra la revolución hasta llegar al asalto a Santa Clara, un enclave que permitió a los rebeldes entrar en La Habana y proclamar la victoria de la revolución en Cuba. A lo largo de la película se intercalan las escenas que nos sitúan en Nueva York, en aquellos días en los que el Che asiste a la Asamblea de Naciones Unidas en representación del Gobierno cubano.

Pero Santa Clara es también la ciudad en la que se desarrolla la acción de La vida es un tango, una obra del género policiaco que he leído últimamente. Esta novela negra del escritor cubano Lorenzo Lunar está ambientada en la actualidad, lo que permite contrastar la realidad de un mismo lugar en dos momentos muy distintos. Cuando tuve la oportunidad de conocer a este autor hace unos meses, gracias al encuentro que en el que nos dio cita un amigo en común como es Jesús Lens, me recomendó el mismo esta obra por el panorama que ofrece de cual es la realidad cubana y de cómo la interpreta en clave política.

Aunque ambas pretenden ofrecer una visión real de la historia, no dejan de ser ficciones. En ese sentido me resulta paradójica la forma de revelar la figura de Che Guevara, un personaje que levanta tantas pasiones como rechazos en cualquier rincón del planeta. Su rostro es una de las imágenes más reproducidas de la historia como adalid de la libertad de los pueblos. El tiempo lo ha convertido en un icono de la lucha por la libertad, y la película nos muestra otras facetas, como la del intelectual convencido de la imprescindible educación para la emancipación de los pueblos, su pragmatismo económico en búsqueda de una auténtica distribución de la riqueza, o el compromiso que lo llevaba a arriesgar la vida para defender sus ideales. Pero también descubrimos en la pantalla un Che guerrillero al que no le temblaba el pulso cuando mataba. Rasgos que nos permiten comprender su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas tras el fin de la revolución en la que señaló que fusilamientos, sí, hemos fusilado; fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte.

El triunfo de la revolución que vemos plasmada en Che, el argentino, tuvo varios elementos en los que encontrar apoyo. Uno de esos pilares es el rechazo existente por parte del pueblo al régimen de Batista. Esta era una dictadura en la que la corrupción campaba entre el funcionariado, donde los privilegios de los terratenientes ahogaban al campesinado, y para la que no existían derechos ni libertades civiles. Esto llevaba al pueblo a desear un cambio que, como dictaban las líneas ideológicas de Che, debía incluir la lucha contra el imperialismo y por consiguiente el enfrentamiento con los Estados Unidos.

Y el resultado de medio siglo de régimen comunista, de economías planificadas, y de bloqueo estadounidense es lo que encontramos en La vida es un tango. Esta obra nos describe las investigaciones de Leo Martín, un jefe de la policía de Santa Clara. A lo largo de la historia podemos descubrir cual es el día a día de un barrio bajo de esta ciudad, con sus crímenes, las penurias por las que pasan, y los turbios asuntos que recorren sus calles. Un escenario donde los personajes no solo nos manifiestan sus miserias económicas, sino también las que derivan del propio sistema político. La censura, la sustracción, las limitaciones, el temor al Partido, todo aquello que nos hace comprobar como nada ha mejorado desde aquella dictadura de Batista. Como la igualdad solo se ha hecho realidad en la pobreza y la falta de libertades.

Son situaciones que muchos podemos contrastar bien, cuando el personaje se refiere al barrio como el monstruo, porque para quienes vivimos en un Barrio –con mayúscula- sabemos hasta donde te puede influir en la vida. El barrio es ese colectivo que se siente identificado en un todo que es la ciudad, y no por una simple división administrativa, sino por el sentimiento de pertenencia al grupo que genera. Por los lazos que creas con su gente, los sentimientos que despierta en ti el pasear por sus calles, o porque sabes que nunca podrás escapar a él.

sábado, 6 de septiembre de 2008

Auténtico espíritu olímpico

Hoy es un día en el que me veo obligado a reconocer el esfuerzo de miles de discapacitados para afrontar su duro día a día en una sociedad que les sigue poniendo barreras. Aún mayor reconocimiento es el que me gustaría hacer a quienes suman un reto mayor, el de la práctica deportiva desde sus propias limitaciones. Son esas personas con discapacidad las que para mi tienen el verdadero oro olímpico. Y por ello quiero hacer un hueco entre la política que muchas veces inunda este blog para, en un día como hoy, dedicar esta entrada a las 133 personas que con discapacidades visuales, físicas, o con parálisis cerebrales representarán a España.

Cuando hoy se inauguran los XIII Juegos Paralímpicos, millones de personas piensan en el partido de liga, en las cervezas con los amigos, o en la película que ver. Desde hoy y hasta el próximo 17 de septiembre participarán en esta cita deportiva más de 4.000 deportistas provenientes de 145 países que se repartirán entre las 20 disciplinas deportivas. Pero nada de ello transcenderá como lo hicieron los Juegos Olímpicos. De las más de 5.000 horas de cobertura informativa pasamos a las 100, y de la gran expectación por lo que hiciera la roja al anonimato de nuestras estrellas. Y escribo estrellas porque lo son, lo que querríamos lograr con la selección de fútbol, el medallero que no alcanzamos en las olimpiadas, o los torneos que nunca conseguimos ganar, son nuestra frustración. Pero sin embargo, nuestros deportistas paralímpicos son auténticas figuras de sus deportes a nivel internacional como demuestra el medallero, donde nos situamos como séptima potencia con 68 medallas en los anteriores juegos de Atenas 2004.
Una de esas muestras de esta falta de apoyo a quienes llevan la bandera de España a los más altos podios la encontré en los blogs de mis amigos Raul Pleguezuelo y Carmen Sánchez Carazo,
Madrid Progresista y Derribando Barreras respectivamente, donde denunciaba la falta de consideración de los responsables políticos del Partido Popular en Madrid, quienes organizaron el acto de despedida -con foto incluida- con la delegación olímpica, pero que sin embargo no asistieron a la despedida de nuestros paralímpicos.

Personalmente, solo quiero que estas líneas sirvan de reconocimiento a esas personas que plasman en su día a día el verdadero espíritu olímpico, el de la superación de uno mismo, el de plantarle cara a cualquier adversidad. Con ellos más que nunca cobra valor el lema olímpico, Citius, Altius, Fortius –más rápido, más alto, más fuerte-, por ello les doy todo mi ánimo para que en los próximos días hagan realidad sus sueños de Olimpo.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Blog Action Day

La blogosfera crece cada día. Para unas personas se convierte en su medio de información y para otras en el panel de opinión. Podemos encontrar críticas literarias o reflexiones filosóficas, recetas de cocina o la actualidad de nuestra ciudad, opiniones sobre la política internacional o informes sobre la economía de nuestro país. Los blogs se han convertido poco a poco –o rápidamente- en uno de los principales canales de comunicación a nivel global. Y todo este gigante no podía ser infrautilizado, por ello desde el año pasado se celebra el Día de Acción Blog, un ejemplo de cómo la unidad de bloggers en los cinco continentes puede tener un gran efecto. El objetivo es sencillo, se trata de abordar un mismo tema por parte de los bloggers, podcasters y videocasters, convirtiendo ese en el tema principal de discusión del día.

La fecha será el próximo 15 de octubre y el tema elegido para este año es la Pobreza. Se trata de un asunto que cada cual abordaremos ese día con el mismo lenguaje y tono que normalmente tratamos en nuestros blogs. El año pasado el Blog Action Day –en su acepción original- asumió como tema el Medio Ambiente, y reunió más de 20.000 entradas sobre el tema que llegaron a más de 14 millones de lectores a través de RSS. Entre los participantes encontramos 19 de los blogs del Top 100 de Technorati’s. La iniciativa contó con el reconocimiento del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y de la Comisión de Medio Ambiente de la Unión Europea.

Así que desde estas líneas me gustaría pediros que os suméis a esta iniciativa abordando la pobreza en vuestros blogs el próximo día 15 de octubre, recomendando a vuestros contactos que también se impliquen en esta acción conjunta, o simplemente publicitando el Blog Action Day. Para quienes estéis dispuestos a colaborar, solo una petición, que os inscribáis en la web oficial, con el objeto de tener un seguimiento del número de personas implicadas. Por el momento somos más de 6.000, ¿te apuntas a luchar contra la Pobreza?


miércoles, 3 de septiembre de 2008

Símbolo de un cambio

España tiene una televisión pública para el futuro y eso es lo que constatamos con la puesta en escena que ha llevado a cabo la corporación RTVE en los últimos días. La programación de Rne se ve renovada con medio centenar de nuevos programas, al igual que los ocho canales de televisión que se renovarán en contenidos, incluyendo caras nuevas. Pero todos estos cambios no son algo casual, sino parte de un proceso en el que se sumió RTVE hace varios años y que conlleva cambios en todos los ámbitos.

La reforma en el funcionamiento tuvo una primera muestra en la modificación del sistema de elección de su dirección, encuadrado en el afán democratizador que se perseguía por parte del Gobierno tras la etapa de manipulación a la que se sometió durante la mayoría absoluta popular. En ese momento pasábamos por conocer el famoso caso CCOO, en el que el propio Director de Informativos de TVE, Alfredo Urdaci, fue condenado por los tribunales, o los bailes de cifras en torno a las distintas manifestaciones contra el Gobierno por la Guerra, la LOU, el Prestige, etc. por poner algunas muestras de manipulación. Pero frente a eso nos encontramos en una nueva etapa en la que la política se acerca a la ciudadanía a través de programas como Tengo una pregunta para usted, o 59 segundos, en los que tienen cabida los distintos partidos políticos.

Pero los contenidos no son el único pilar en el que ha sufrido cambios sustanciales porque la forma de gestión también ha dado un giro. Sin olvidar la función pública que debe tener se ha buscado una mayor eficiencia de la inversión económica que supone para el Ejecutivo. Compaginar los contenidos más rentables con aquellos que pese a su coste debe ofrecer como servicio público es una formula en la que RTVE ha encontrado el modo de equilibrar su presupuesto. Muestra de ello es el coste que ha supuesto la cobertura de los Juegos Olímpicos, con más de 200 trabajadores y un ingente despliegue de medios, pero que le ha supuesto a TVE el liderazgo de la audiencia en el mes de agosto, un esfuerzo difícilmente asumible para las televisiones privadas.

Esta evolución ha llegado al cambio de imagen de este gigante de la comunicación que lleva con nosotros toda una vida. Paradójicamente los últimos que se incorporaron, la web interactiva de RTVE, han sido los primeros que han comenzado ha utilizar esta nueva imagen. Este estreno ha venido de la mano de la agencia que ganara el concurso, la catalana Summa, que ha sido la responsable de plasmar esta marca para el futuro. Como un cambio redondo o como un paso hacia el futuro la han definido directivos de la corporación, aunque a mi personalmente me gusta más como lo define su nuevo lema, el símbolo de un cambio.

Esta marca lleva décadas habitando en nuestro subconsciente, y ahora ha llegado el momento de pasar página, de fijar una nueva marca, algo que vive y pervive en la memoria de la gente. En este proceso juega un papel fundamental el control de continuidad de TVE, quienes son responsables de plasmar ese cambio de imagen en nuestras pantallas y que llevan meses trabajando en ello.

El resultado ha sido una nueva tipografía, que utiliza letras minúsculas que resultan más cercanas y con líneas más suaves. La letra e, tendrá un protagonismo marcado por su mayor tamaño y con el que se identifica a España. El color también cobrará la importancia que le corresponde, para ello RNE tomará un rojo intenso, TVE mantendrá el azul como color corporativo, y RTVE disfrutará por vez primera de un tono anaranjado. Pero no serán los únicos, porque un recorrido por los diseños del resto de canales nos permitirá tener ante nuestros ojos todo un arco iris.

Una puesta en escena que nos permite ser espectadores de todo un cambio, el que vive nuestra radio y nuestra televisión en estos tiempos. Una plasmación que por si sola me ha sorprendido, porque ha sabido responder a la diversidad de soportes, a la multitud de canales, y que ha sido hecha con el tacto oportuno para no crear brechas entre un público fiel desde hace más de medio siglo.