miércoles, 27 de junio de 2007

Lágrimas de España


Con desgracia y pesar, hoy hemos podido ver el funeral de Estado por los seis militares españoles muertos en Líbano. Estos militares de la FINUL han sido víctimas de un atentado mientras desarrollaban una misión de paz. Pero lo que más me desgarra es que en momentos como este allá quien pretenda sacar partido de estas muertes. Rajoy y su gente se están frotando las manos antes de que el avión que traía los restos despegara de Beirut. ¿Cómo puede preguntarse con todo el descaro que hacen allí militares españoles? ¿Cómo se le ocurre comparar este atentado con el desastre del Yak 42? ¿Cómo se puede seguir pretendiendo engañar al pueblo español una y otra vez?

La Brigada Paracaidista está destacada en el Líbano bajo mandato de la ONU -lo conocido como Cascos Azules-. La misión que están desarrollando es una Misión de Paz, que cumple acuerdos de Naciones Unidas aprobados a través de Resoluciones. Es decir no se trata de militares que hayamos enviado, como decían los Celtas Cortos, a hacer turismo invadiendo un país. No están allí tampoco por el capricho de un Presidente por echarse una foto en las Azores, ni es algo que haya decidido alguien en particular, sino que su envío ha sido aprobado por el Congreso de los Diputados, con los votos favor del Partido Popular.

No es en ningún modo comparable al accidente del Yak 42, ocurrido en Turquía y en el que murieron 62 militares españoles. No se trata de un accidente debido a la contratación de un avión de “bajo coste”, sino de un atentado terrorista impredecible. Las familias han tenido los féretros con los restos mortales a poco más de veinticuatro horas del fallecimiento. En el desastre del Yak 42 los procesos de identificación no llegaban a su fin y a las familias se les entregaron los cuerpos que no les correspondían. La gestión de una crisis como ésta que se realizó, fue un auténtico desastre, sin embargo, en el caso del atentado del Líbano debemos entristecernos por el fallecimiento de seis militares, pero no por haber creado un problema mayor. De momento, dando un ejemplo de responsabilidad, el Ministro de Defensa ha solicitado la comparecencia urgente ante la Comisión del Congreso de los Diputados.

¿Cuánto tiempo más seguirá a lo largo de los próximos días, semanas, meses, el Partido Popular intentando hacer leña del árbol caído, aprovechando esta lamentable noticia para intentar arañar al Gobierno mientras se olvida de las familias y su dolor?

jueves, 21 de junio de 2007

Iglesia y EpC


Algunos días al ver el telediario o leer la prensa hay quien me saca de mis casillas. Hoy no podía ser menos y para ello la Iglesia Católica a través de sus más altos representantes han hecho todo lo posible consiguiéndolo.

Me indigna escuchar como la Conferencia Episcopal llama a la rebelión contra la asignatura Educación para la Ciudadanía, y como para ello han publicado una nueva declaración sobre la LOE. Considerando detenidamente el tema la Iglesia peca de hipocresía, de una gran hipocresía. En primer lugar, sorprende como pueden apelar a la libertad de conciencia quienes impulsan desde sus espacios –templos, colegios, radios, residencias, etc.- una alienación de toda la ciudadanía inspirándose en una estrategia de sumisión.

En segundo lugar la Conferencia Episcopal denuncia que el Estado no tiene el papel de educador moral en un estado democrático de derecho. Ante esto cualquier demócrata se echa las manos a la cabeza. ¿Pues quién pretende la Iglesia que sea responsable de la educación? ¿Por qué la Iglesia no protestaba, sino todo lo contrario, cuando se impartía Formación del Espíritu Nacional durante la dictadura franquista? Quizás a la Conferencia Episcopal le gustaba más la situación durante el franquismo, donde disfrutaban de una situación privilegiada y eran una parte responsable del proceso de adoctrinamiento.

Lo que seguro no es función de una iglesia, es el llamar a la desobediencia civil, a rebelarse, ni a ninguna otra cosa que se le ocurra a la jerarquía eclesiástica, ante una Ley Orgánica aprobada por las Cortes españolas, donde reside la soberanía popular. ¿O acaso ahora vamos a permitir que en un Estado laico las normas que regulan la convivencia ciudadana tengan que ser sometidas al visto bueno de la Iglesia Católica? Resulta que quienes rechazan cualquier intromisión en los asuntos de la Iglesia, están dispuestos a pecar de injerencia en los asuntos del Estado.

El Partido Popular también ha visto la oportunidad de despotricar contra el Ejecutivo. A través de su portavoz de educación, Eugenio Nasarre, han apoyado el derecho de objeción ante la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Es curioso como cuando el Partido Popular reformó la LOE, incluyendo la Religión como asignatura obligatoria todos estos sectores de la sociedad no se plantearon que se atacara la libertad de conciencia.

La Iglesia Católica está dispuesta a seguir convirtiendo los lugares religiosos en espacios donde radicalizar a sus incondicionales, a presionar sin importarle la opinión de la mayoría de la ciudadanía, y a hacer creer a sus fieles que tienen derecho a recriminar otras formas de vida. ¿Hasta cuando pensarán seguir tensando la situación? ¿Qué respuesta darían si se rescindiera el Concordato con el Vaticano? ¿Sigue siendo necesario aún el Concordato en un Estado laico?

lunes, 18 de junio de 2007

El circo de nuestro pueblo

Terminó una temporada futbolística más. Una nueva liga, cuyo trofeo engrosará la vitrina donde se atestiguan las grandes gestas del equipo vencedor. Las aficiones tendrán durante la etapa estival partidos amistosos y torneos históricos en los que seguir demostrando la fidelidad a los colores. Y de este modo un amplio sector de la ciudadanía se da por satisfecho en sus inquietudes. Como si bastara con conocer la alineación y los resultados obtenidos, con vestir la camiseta oficial, o con estar al tanto de fichajes y despidos. Hace siglos que el gobierno romano descubrió esta forma de calmar a las masas: “Al pueblo pan y circo”.

Y así es como desde tiempos de posguerra el régimen franquista se preocupó de destapar la ilusión por el espectáculo representado a través del fútbol. Pasan los años y de las pocas huellas que aún nos quedan de aquella dictadura una es la pasión por el fútbol. Anoche quedó demostrada cuando tras el pitido final las calles de muchas ciudades se vieron inundadas por una afición con espíritu de celebración, victoriosa aunque nada haya hecho por ella quienes juegan en el campo y quienes dirigen los equipos. Se respiraba un ambiente de victoria, de júbilo y satisfacción colectiva.

En Granada la celebración terminó en tragedia. A lo largo de la tradicional celebración en la Fuente de las Batallas, volvieron a repetirse los incidentes de hace un año, cuando otra de las aficiones celebraba la victoria en el torneo continental. Ante una masa eufórica de miles de personas un desproporcionado despliegue policial realizado por el consistorio con el objetivo de arruinar la fiesta. No nos podemos extrañar que en una multitud se cuele algún elemento descerebrado o que entre quienes celebran en un momento de euforia haya alguien que caiga en una actitud incívica, pero a nadie se nos ocurriría tomarlo como generalidad. Pues para quienes gobiernan en nuestra ciudad es una cosa inadmisible el que la ciudadanía celebre los triunfos de sus equipos, y la respuesta un año más a sido la represión policial. Granada volvió a escuchar los gritos de personas al verse acorraladas por antidisturbios, el silbido de pelotas de goma que perseguían a quienes se encontraban totalmente indefensos, el correr de chiquillería cuyo único escudo es la camiseta del equipo de su vida, callejuelas que servían de escondite a quienes respiraban miedo… Todo ello gratuitamente, casi con el único objetivo de demostrar la fuerza de la que dispone el cuerpo municipal de policía. El año pasado contra la afición de un equipo, este año contra otra, el año que viene espero que no vuelva a pasar otra vez.

La anécdota quedo grabada en la retina. Como si se hubieran revuelto las páginas del libro de la Historia. Jóvenes que nacieron y han vivido en democracia, que exhibían orgullosos banderas del régimen franquista, y que vimos correr como el régimen hizo correr a otros. Fue la irónica nota política que nos trajo la noche.

Hoy al levantarse temprano quienes anoche cantaban victorias han recordado que el trabajo les esperaba, que la próxima letra de la hipoteca está próxima, que hasta llegar al destino hay que soportar un caos de tráfico, etc. Han recordado que se encuentran de nuevo en la realidad, aunque ayer se escaparan por unas horas, olvidándolo todo y sintiéndose reyes. Quizás algún día nuestro país llegue a tener la madurez suficiente para que nadie celebre mientras existan los problemas, que la gente se interese por la política que a todos y todas nos afecta en nuestro día a día como por el fútbol que a nadie nos da de comer, que salga la misma cantidad de gente a la calle a reclamar derechos que ayer salían a celebrar…

sábado, 16 de junio de 2007

El comienzo de cuatro largos años

Hoy se han constituido más de 8000 Ayuntamientos a lo largo y ancho de España. En el caso de Granada, el salón de plenos se encontraba a rebosar, y muchas personas se han visto obligadas a presenciar el acto a través de las pantallas habilitadas para la ocasión. Novedades, pocas respecto a lo anunciado en campaña. Tras la toma de posesión y los discursos de quienes serán portavoces muchos comentarios anecdóticos. Hay a quien llamó la atención que alguna concejala prometiera lealtad al jefe del estado -omitiendo la referencia al rey- que es la formula tradicional, que los y las concejales populares juraran la Biblia -pese a encontrarnos en un estado laico-, o que tan solo quienes representan a la izquierda (PSOE e IU) utilizaran un lenguaje genérico, frente a los populares que solo se dirigían a la masculinidad.

Respecto a las intervenciones cabe destacar como por parte del PSOE, Javier Torres Vela realizo una intervención en la que ofreció la lealtad del grupo municipal socialista en pro de los intereses generales de la ciudadanía -que no de los intereses particulares-, la convicción de realizar una oposición seria y constructiva, que plantee alternativas ante los grandes debates que afronta nuestra ciudad, y de control político del equipo de gobierno popular, impidiendo de este modo que se incurra en más ilegalidades, y que la ciudad esté gobernada por representantes políticos y no por intereses particulares de constructores. También recordó que es el momento de adaptar nuestra normativa urbanística a la legislación andaluza -mientras el alcalde mostraba muecas irónicas-, o de aplicar la Ley de Atención a Personas Dependientes.


En el turno de Izquierda Unida se realizaba una larga enumeración de los incumplimientos e infracciones cometidas por el Partido Popular a lo largo de la anterior legislatura, a modo de amonestación. Así como recordó la necesidad de apostar por la igualdad real entre hombres y mujeres, o por un desarrollo sostenible.

Por parte del Partido Popular hubo dos intervenciones, la de su portavoz y la del alcalde, ambas con una sintonía similar. Aprovecharon el turno de cierre de el que disfrutaban para tergiversar noticias aparecidas durante la campaña que enredaban acusando al PSOE, para remarcar su transparencia, buena gestión, calidad democrática y fomento de la participación ciudadana, aspectos en los que a lo largo de los últimos cuatro años nos han acostumbrado a lo contrario. Y finalmente, como reseñable para quienes somos jóvenes, nos han recordado la aptitud paternalista que tienen, con perlas como que “para la juventud que son el futuro”, “políticas de juventud para los jóvenes”, olvidando en todo momento que la juventud no es futuro, sino presente, que estamos aquí y ahora.

Tras la sesión de hoy, en Granada nos podemos hacer a la idea de lo que nos espera durante los próximos cuatro años: más especulación, más desigualdades, más caos de tráfico, más intereses particulares, más dar la espalda a la ciudadanía, más engaños, más de lo mismo, más PP.

viernes, 15 de junio de 2007

Volvamos a la unidad del pasado

Hoy celebramos un 30º aniversario. Cumplimos 30 años desde la celebración de las primeras elecciones democráticas, o eso es lo que nos venden unos medios de comunicación que olvidan la Historia. Fue allá por 1933, durante la Segunda República, cuando se celebraron las primeras elecciones democráticas en España, abiertas a la participación de toda la ciudadanía, con pluralidad de partidos, derecho al voto para las mujeres…

Lo que sucedió hace 30 años en una muestra más del proceso que nos ha llevado a convertirnos en una democracia madura, en un referente internacional, en un ejemplo a seguir de transición política. El 15 de junio fue tan solo un paso más en un largo camino, el momento en el que el pueblo se expresó a través de las urnas. Al igual que el Rey Juan Carlos dio un paso importante al sustituir a Arias Navarro por Adolfo Suárez, dándole un claro encargo, convertir la dictadura en una democracia. Las Cortes franquistas también demostraron el papel que jugaban cuando aprobaron la Ley de Reforma Política, siendo conscientes de que significaba su propio final. O la izquierda asumiendo con orden y sin ningún tipo de violencia el conocido asesinato de los abogados de Atocha. Así como el compromiso con la democracia al reconocer al Partido Comunista, en pro de una pluralidad, sin la cual la democracia hubiera sido una ilusión.

Tras casi 40 años de larga dictadura, España volvió a expresarse en unas urnas democráticamente. Eran otros tiempos y todos caminaban por la unidad, dejando a un lado las divisiones del pasado. La ciudadanía tenía puesta la mirada en Europa, ansiaba conquistar las libertades, un estado de derecho. La izquierda que llevaba años planeando los pasos a dar, estaba dispuesta a retrasar ciertos avances para sumar consensos. También renunciaron a la justicia histórica que como víctimas de la dictadura tenían derecho a reclamar. La derecha por su parte tomó consciencia de que tendrían que renunciar a ciertos privilegios, que deberían cambiar los modelos sociales hacia otros más aperturistas. Con un panorama tan heterogéneo hubo una unidad mayoritaria por la democracia en España.

Esta unidad fue referida por el Rey Juan Carlos en los actos que en el día de ayer se celebraron en las Cortes. Como un aviso a quienes juegan en el terreno de juego, les recordó que sin unidad no podremos acabar con uno de los resquicios que nos quedan de aquella época oscura, el terrorismo etarra. Fue la nota de actualidad en un discurso lleno de recuerdos del pasado y de homenajes a protagonistas de aquel momento.

Hace 30 años el pueblo español eligió a unos hombres y unas mujeres para que fueran sus representantes. Fueron quienes formaron parte de un momento histórico en él que uniendo sus voluntades nos llevaron a la actual España. Como joven que ha vivido en democracia toda su vida, os digo: Gracias por vuestra valentía, por vuestro esfuerzo, por vuestro ejemplo. Pero también pido a quienes hoy nos representan que dejen de lado sus intereses electoralistas, que se olviden de sus disciplinas de partido, y que formen un único grupo, el de los y las demócratas, el de quienes desean la paz por encima de todo.

jueves, 14 de junio de 2007

Sobre las nuevas artes

Ayer cuando paseaba por mi barrio me llamó la atención como había cambiado de aspecto una zona de aparcamientos que recientemente han reformado. En la construcción había un gran muro de cemento de color gris que ha pasado a ser un gran lienzo. Gracias a un colectivo de jóvenes que dedican su tiempo libre al graffiti, donde había una enorme mancha oscura ahora tenemos una muestra de arte, un paisaje colorido, un lugar de expresión. Aunque esa es solo la visión de una parte de la vecindad, mientras el resto ven una aberración, una gamberrada, y lo rechazan, quizás por el desconocimiento.

Otra muestra del rechazo que encuentra la juventud cuando plantea sus iniciativas es el Salón Internacional del Comic de Granada. Este evento es organizado por jóvenes que lo único que piden es el patrocinio de las instituciones. Durante los últimos cuatro años la respuesta de la corporación popular fue retirarles las subvenciones que hasta el momento percibían, pese a tener una entrada de más de 15.000 personas en los cuatro días que permanece abierto. Paradójicamente desde el Ayuntamiento se incrementa el apoyo a otras ofertas culturales como la zarzuela, la música clásica, etc. que son ajenas para el público joven.

De este modo comprobamos como a la juventud se le da la espalda en muchas ocasiones. Como chicos y chicas son criminalizados por plantear nuevas formas de expresarse, por crear, por convertir en arte sus sentimientos. Yo me pregunto ¿por qué una muestra de danza puede transmitir más que una performance? ¿por qué una fotografía tiene más valor artístico que un dibujo manga? ¿qué capta una cámara de cine que no pueda proyectar el diseño gráfico? ¿por qué va a sonar mejor un concierto de música clásica que electrónica?

Simplemente creo que aunque haya quien no entienda las nuevas formas de expresión, no tienen derecho a retirar su apoyo a una cultura, la cultura juvenil. Yo puedo no entender una determinada expresión artística, me puede no gustar un determinado arte, pero lo que nunca pensaría es que se trata de algo inferior, por el simple hecho de ser distinto a lo establecido.

miércoles, 13 de junio de 2007

De premios y homenajes

Son ya tradicionales en nuestras sociedades los homenajes y premios. Estos días se han proclamado algunos dignos de atención. Pero comencemos dando la enhorabuena al Premio Príncipe de Asturias de las Artes, que ha recaído este año en Bob Dylan. Según el jurado “mito viviente en la historia de la música popular y faro de una generación que tuvo el sueño de cambiar el mundo”. Esta es una distinción a uno de los cantautores más populares del siglo XX, todo un artista que compone música a la vez que escribe poesía. Un premiado de él que nadie pone en duda su meritos, ni el papel jugado entre varias generaciones de jóvenes.


Otros de los premios que estos días están en juego es la elección de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo. En este caso son veinte los monumentos candidatos, entre ellos la Alhambra de Granada. Todos y todas estamos convencidos del significado que tiene el Palacio Nazarí como símbolo de convivencia entre religiones, así como de la belleza de la que puede presumir. Al igual, el resto de monumentos candidatos a este reconocimiento tienen un gran simbolismo. Pero aún así, toda España desea que este monumento esté entre los elegidos, todo un reconocimiento a nivel internacional que no queremos perder.

Para finalizar, el feminismo también se encuentra de celebración, hemos dado un paso más en la igualdad. El Congreso ha aprobado una proposición no de ley para la inclusión de imágenes de mujeres en los euros, presentada por la diputada socialista Elvira Cortajarena. Ésta ha sido aprobada con los votos a favor de todos los grupos, a excepción del Partido Popular -que como siempre, obstaculiza la igualdad de las mujeres-. La diputada popular, Susana Camarero argumentó en esta ocasión que es "intrascendente" una medida que "a partir de mañana seguro que no cambiará la vida de las mujeres”.


La propuesta recuerda que desde 1868, cuando se eligió la peseta como moneda española, las únicas imágenes acuñadas en las monedas han sido las de las mujeres de la familia real, con un carácter alegórico. Por eso consideran que ha llegado la hora de que los euros recojan figuras femeninas reales. La primera será la de Clara Campoamor, diputada durante la Segunda República, y con cuya lucha se consiguió el voto femenino hace 75 años. También se propusieron otros nombres como Emilia Pardo Bazán, María Moliner, Beatriz Galindo, Dolores Ibarruri “La Pasionaria”, Agustina de Aragón, Santa Teresa de Jesús y María Zambrano, entre otras.

En fin, que hoy le hemos dado un premio a un mito viviente, que la Alhambra como nueva maravilla del mundo “seguro que no cambiará la vida de las mujeres”, y sin embargo, la acuñación de las monedas seguro que será un homenaje y un resarcimiento de la imagen ignorada de tantas mujeres que desempeñaron un papel destacado y decisivo en nuestra historia.

martes, 12 de junio de 2007

¿Sin ETA? ¿Y ahora qué?

Queda un año de legislatura, la recta final, y el principal partido de la oposición dice enterrar su hacha de guerra. Esto apesta. O bien nos queda un año político muy aburrido, o bien el Partido Popular vuelve a mentir.

Sinceramente, nadie se cree que Rajoy y su gente no vayan a utilizar el terrorismo como arma contra el gobierno, tampoco que vayan a permitir al PSOE reforzarse antes de las elecciones sin hacerles oposición, y, ni en sueños, que la derecha vaya a morder nuevos huesos para desgastar al gobierno.

Creo que la maniobra diseñada por la dirección popular se les ha resquebrajado justo nada más ponerla en marcha. Me explico, es muy buena la idea, ante la petición unánime de la ciudadanía, escenifican un acercamiento al gobierno y la unidad de los y las demócratas. El objetivo es acercarse de este modo al electorado más moderado, aquel que cada vez es más crítico con la aptitud de irresponsabilidad y confrontación de la derecha española. En fin, no ha funcionado por un simple motivo, el propio Partido Popular ha demostrado a lo largo del día de hoy como siguen utilizando la política antiterrorista del gobierno como arma para ganar votos, y lo seguirán demostrando hasta el próximo marzo.

Si de verdad quisieran hacer una oposición constructiva estarían analizando la acción de gobierno, pero quizás no sea positivo para su interés por acaparar el poder. Como podrían mostrarle a la ciudadanía el progreso que está asumiendo este país, el aumento de derechos y prestaciones, el avance de la igualdad, el crecimiento económico, si eso solo les restaría votos a favor del PSOE.

Al final al Partido Popular solo le queda seguir sembrando el miedo entre la ciudadanía, repitiendo siempre que los socialistas son malos, aunque hagan cosas buenas. Mientras ellos mostrándose como la única salvación, aunque siempre hayan venido acompañados de guerras ilegales, desigualdades entre las personas, disputas entre las comunidades…

lunes, 11 de junio de 2007

Los pasos atrás en Europa

A lo largo de los últimos días hemos celebrado la Feria de Granada. Ésta es la excusa que nos permite compartir un rato con las amistades que no ves frecuentemente, ser anfitrión de quienes nos visitan venidos de cualquier rincón, salir de la rutina del trabajo, o hacer un descanso entre las clases y los exámenes. El recinto ferial de Almanjayar se convierte en esa pequeña ciudad que respira y late las 24 horas, y a la que nos trasladamos por unos días. Y este es también el motivo de que no haya podido dar entrada en este blog a las ideas que han ido surgiendo a lo largo de estos días, pero ello nos ha permitido madurarlas.

Y hablo en plural, porque la Feria nunca la vives solo. En estos días he recibido la visita de gente de diferentes puntos de la geografía española, he conocido distintas personas jóvenes, y todas con las mismas inquietudes. Son estas ocasiones las que me reafirman en mis convicciones sobre la juventud. Pero no es sobre este tema del que escribiré, porque estoy seguro que podremos tratarlo otro día.

Me preocupa otro tema en el día de hoy. Tras las elecciones legislativas celebradas en Francia y Bélgica, los resultados muestran un ascenso de la derecha. De partidos que pretenden poner obstáculos a la construcción europea, que quieren una Constitución de ellos y para ellos, que impiden el desarrollo de la Europa social. Como podemos conjugar en un mismo tablero de juego gobiernos progresistas, tolerantes con los cambios sociales, y abiertos al cambio; y tener a la vez mayorías conservadoras, que desean justo eso, conservar el poder, evitar cualquier cambio que pueda poner en juego la estabilidad de su estatus.

Tengo la convicción de que necesitamos una Europa en la que imperen fuerzas socialdemócratas, socialistas o laboristas, con el apoyo social de una población mayoritariamente progresista. No podemos avanzar en una Europa como referente mundial de crecimiento sostenible y de desarrollo de derechos e igualdad, mientras algunos de los países que dieron a luz a esta comunidad están gobernados por quienes ven Europa como un mero motor económico, pero no social.

miércoles, 6 de junio de 2007

Reflexiones entorno a los réditos electorales

Navegando por la blogosfera he encontrado cientos de entradas sobre la ruptura del alto el fuego terrorista, de apoyo al gobierno en su política, y de crítica a la utilización partidista que está realizando el PP. Todo ello nos demuestra como ETA y la derecha española pretendía que el terrorismo fuera el protagonista de la agenda y lo han conseguido. Lo más rentable electoralmente para Rajoy y su gente es que no se hable de cómo un gobierno socialista ha aumentado los derechos y prestaciones que recibe la ciudadanía a lo largo de esta legislatura. El PP demuestra no tener ningunas ganas de que España progrese, y para ello mejor hablar de lo pasado que plantear nuevos proyectos.

La izquierda muy al contrario creo que debemos no entrar en el juego dialéctico, no hace falta que a la ciudadanía le diga la derecha blanco y después les tengamos que explicar que es negro. La población española tiene una madurez democrática, como ya ha demostrado en algunas ocasiones, y sabe cuando un grupo político pretende mentir. Será el pueblo el que en las próximas elecciones decidirá si quiere más progreso y bienestar, o por el contrario ser gobernados por la derecha manipuladora a la que no le importa la situación en la que se encuentran su ciudadanía.

Si que hay un elemento que me preocupa particularmente, especialmente a raíz de los últimos resultados electorales. Podríamos colorear el mapa español y destacaría una gran masa roja, aunque con una serie de puntos azules que coincidirían con muchas de las grandes y medias ciudades. Me llama la atención como en las ciudades de mayor desarrollo económico y urbanístico no alcanza la izquierda los mismos niveles de voto que en otras zonas. ¿Donde están fallando los partidos de izquierda para no llegar a la población de esas ciudades? ¿Quizás es necesaria una revisión del discurso dirigida a revisar nuestras políticas de bienestar en las ciudades más desarrolladas? ¿Tal vez llega el momento de abanderar la etapa de la innovación y las nuevas tecnologías, del conocimiento y el desarrollo económico más vanguardista?

martes, 5 de junio de 2007

Primeras percepciones

Podrían ser muchos los temas con los que comenzara a andar este blog. En uno especialmente es en él que me centraré. La actual situación política española, como condicionante de muchas de estas notas. Creo que la actitud de la derecha española -incluyo a iglesia católica, medios de comunicación, asociaciones y colectivos afines- encabezada por el Partido Popular muestra una total irresponsabilidad. Como vemos en el día a día, quienes sostienen algunas de las principales cabeceras mediáticas, quienes dirigen la ética y moral de miles de personas, quienes un día tuvieron en sus manos el gobierno de España, no dudan en entrar en la provocación, la manipulación y el engaño en su afán por volver a conseguir el poder. Considero que quieren jugar a la democracia, pero sin creérsela. La puesta en tela de juicio de la credibilidad del poder judicial, de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, de las mayorías parlamentarias e incluso el rechazo a los principios del estado de derecho provocan miedo, me traen a la cabeza recuerdos del pasado.

El Partido Popular y su masa conservadora plantean unas premisas ahora que están en la oposición que nos permiten esbozar como sería España en un futuro muy cercano si volviesen a detentar el poder. Las decisiones judiciales estarían supeditadas a la conveniencia política para el gobierno, por lo que podríamos olvidarnos de la imparcialidad de la justicia, y del trato justo e igualitario. La acción policial sería, según la ocasión, para la investigación de los hechos, para la manipulación de las pruebas, y siempre para la coerción a la ciudadanía. La participación ciudadana, uno de los pilares de las democracias modernas, se ceñiría a la subordinación a las decisiones gubernamentales y la crítica se consideraría ataque a España, olvidando que España somos todos y todas.

Aunque, al hilo de lo último, para la derecha española, en muchas ocasiones me pregunto si también forman parte de España quienes no son como ellos o como ellas. Para este sector de población parece que no son de España gente de religión musulmana, de piel negra, de ideología nacionalista, homosexuales, de origen asiático, de izquierdas, pacifistas, ateístas… en definitiva, quienes discrepan en algo con respecto a sus principios. O visto de otra manera, quienes están cediendo en sus posiciones día a día para llegar a acuerdos que mejoren la vida de toda la gente
. Quizás la derecha debiera tomar nota, sin dialogo, sin buscar consensos, sin ceder en pro de un punto de encuentro no se puede dirigir nada. Las dictaduras, en las que solo hay un pensamiento, ya están pasadas de moda. El Partido Popular debe entrar en el juego democrático, dejar de rechazar planteamientos por el simple hecho de que no son los suyos, y comenzar a aceptar que se encuentran rodeados de diversidad. Y en esa sociedad tan compleja como diversa buscar enriquecerse, con las lenguas, las sexualidades, las religiones, las culturas, las etnias, y lo más importante en política, las ideologías.

Creo que el Partido Popular se encuentra en una situación digna de análisis interno, de replanteamiento de posiciones, de reflexión entorno a la ideología, todo ello antes de plantearse como opción de gobierno. El simple hecho de poseer una masa de votantes que permita tener una holgada representación política no es motivo suficiente. España necesita tener una representación plural de la ciudadanía, pero una representación responsable, un gobierno que haga progresar nuestro país y una oposición que controle a ese gobierno, pero que no use su labor de oposición para engañar al pueblo, para gritar mentiras, y para buscar votos sin importarle quien hay detrás de cada papeleta.

lunes, 4 de junio de 2007

Inauguramos este blog

Hoy comienzo a escribir este blog. Han sido diversas las tentativas que he tenido, pero al fin me he decidido a entrar en este nuevo mundo, en la blogosfera. Este blog nace como él que compra un cuaderno en el que anotar sus ideas, sus reflexiones, donde plasmar sus argumentos, y donde como no, hacer todas las anotaciones, añadidos y comentarios que posteriormente van mejorando esas ideas originarias. Y esa es la intención con la que hoy ponemos en marcha este blog bajo el título de Las Notas de Javier, porque lo que podréis ver aquí serán solo eso, solo notas a la espera de verse elaboradas.

Una de las características que me gustaría que tuviera desde sus comienzos este blog, es la participación, por ello os invito a todos y todas a reflexionar conmigo, a realizar aportaciones, a contrastar puntos de vista. Otra de las características, la versatilidad temática que me gustaría que tuviera, y creo que el titulo lo define perfectamente: Reflexiones entorno a lo local y lo global desde una perspectiva progresista. Así que solo me queda invitaros a todos y a todas a construir, a aportar, a participar con vuestros comentarios.