jueves, 31 de diciembre de 2009

365 palabras sobre 2009

Este medido relato fue idea de Patón y se plasmó en estas Notas en 2007. Hoy vuelvo a las 365 palabras como reflejo de lo que ha significado el año que acaba.

El final de la primera década del siglo XXI ha supuesto un hito en nuestra historia. El neoliberalismo ha visto su fin, mientras un tímido multilateralismo comienza a entreverse en los guiones de algunos líderes mundiales, y la intervención del estado encuentra justificación. Pero mientras que la economía gira hacia un nuevo rumbo, la salud de nuestro planeta se ve desatendida entre las escasas medidas que dan respuesta al cambio climático, y los
Objetivos del Milenio continúan en algún cajón olvidado.

Comprobamos como el Parlamento Europeo se tiñó de un azul conservador que debe dar los primeros pasos del Tratado de Lisboa. Cuando nos acercamos a nuestro país comprobamos como la crispación política se ve alimentada por la utilización electoralista que de la crisis hace el principal partido de la oposición, a la vez que distrae la atención sobre los casos de corrupción acontecidos en sus filas.

A lo largo de las últimas semanas ha hecho un año de mí salida como Secretario de Juventudes Socialistas, y paralelamente, de mi entrada como miembro de la
Ejecutiva del PSOE. Un año en el que hemos dado un giro a la organización en nuestros barrios, dedicando muchas horas al trabajo pero también a la convivencia con la militancia.

Como no, también hay un plano personal, el que hay momentos inolvidables y grandes decepciones, como reflejo de ello este blog, donde ni el apoyo de lectores, la multitud de ideas, e incluso las ganas, han sido suficientes para sentarme al teclado durante algunos meses.

Pero también ha sido un año en el que he descubierto gente y vivido experiencias inolvidables, muchas de ellas en la ciudad de Sevilla. La Simulación del Congreso Español en la Universidad Pablo de Olavide fue el comienzo, le siguieron la Feria de Abril, los encuentros con compañeros de Sevilla, y un verano protagonizado por un particular viaje.

Y no puedo terminar sin mirar atrás y ver en Asturias el antes y el después que en tantas ocasiones ha significado para mi.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Cuento de Navidad

Cuando Charles Dickens escribió allá por 1843 su novela tenía la intención de denunciar la situación en la que se encontraba la infancia en la Gran Bretaña industrial. Las diferencias sociales entre la burguesía y el proletariado se hacían más patentes aún entre quienes tenían menor edad y se veían en un entorno de mendicidad, explotación laboral, prostitución, etc. como reflejaban los informes del Parlamento británico con los que el propio autor se documentó. El propio Dickens pretendía adoptar una aptitud más idealista con los niños y las niñas apoyándose en el género de novela realista, para así acabar con los desequilibrios de la época victoriana.

Y mucho ha llovido –incluso nevado- desde mediados del siglo XIX, pero la situación sigue siendo similar. En esta primera década del siglo XXI hemos comprobado como quienes menos tienen han pasado su Nochebuena durmiendo con su descendencia en los pasillos de algún aeropuerto, como a cientos de familias se les ha desvanecido la ilusión al perder su empleo tras meses de impagos en sus nóminas, y como el viejo avaro sigue disfrutando de tan entrañables fechas mientras se regocija en su riqueza y poder.

Hoy, en su 67 cumpleaños, me gustaría dedicarle estas líneas a Gerardo Díaz Ferrán, quien en la actualidad podría representar los miserables valores de Mr. Scrooge, el protagonista de Cuento de Navidad. La gestión de una empresa puede llevar a un resultado indeseado como ha sido el caso de la compañía Air Comet, de la cual Díaz Ferrán era copropietario. Air Comet ha presentado un expediente que deja sin empleo a sus 660 trabajadores y trabajadoras, y ha suspendido su actividad dejando en tierra y sin el dinero de sus billetes a más de 7.000 personas, y todo ello en la víspera de Nochebuena. Siendo indulgentes podríamos considerar que la coincidencia de fechas no ha sido más que una calamidad para las personas implicadas, pero analizando los hechos comprobamos como no ha sido así.

Existía un plan que hubiera llevado a la compañía a continuar operando hasta el 10 de enero y que fue desechado por la dirección, pese a que hubiera permitido a todo el pasaje disfrutar de la Navidad con sus familias. Pero profundizando aún más en la gestión de los protagonistas de esta noticia, podemos leer como adeudaban el pago de hasta ocho nóminas a sus trabajadores, mientras ha liquidado más de
200.000 euros entre sus directivos. Como el propio Díaz Ferrán solicitaba hace unos meses al Gobierno, en el marco del acuerdo social con los sindicatos, que se les rebajasen las cuotas a la Seguridad Social en un 5% al empresariado, para descubrir esta semana como una de sus empresas, Air Comet, adeuda a las arcas públicas más de 16 millones de euros de esas cuotas.

Lo que más preocupa no es que Díaz Ferrán sea uno de los responsables de Air Comet, ni que sea la cabeza de un complejo entramado empresarial del que depende el empleo de miles de familias, sino que a la postre es el máximo representante del empresariado español. Como presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales –CEOE- es el interlocutor con los sindicatos y el Gobierno en un diálogo social tan preciso en estos momentos de crisis económica, y que ve deslegitimadas sus propuestas como consecuencia de sus actuaciones como empresario.

Haz lo que yo diga pero no lo que yo haga podría ser la frase de cabecera del máximo dirigente empresarial de nuestro país. Quien a la postre no considera oportuno siquiera mantener una postura de neutralidad política entre los grandes partidos, pese a su posición institucional, sino que claramente se decanta por uno de ellos, y en particular por sus tesis económicas. Sirva como muestra de ello su participación en el Consejo de Administración de Caja Madrid donde defiende tajantemente los postulados de Esperanza Aguirre.

Y es que economía y política siempre han ido de la mano, tanto como para que Díaz Ferrán considere la defensa de las propuestas populares como una obligación, y para el Partido Popular abanderar los intereses de los grandes capitales su compromiso. Aunque todo ello supone un menoscabo a quienes forman parte de la CEOE sin verse en ningún momento identificados por el Partido Popular, todas aquellas personas que desde sus pequeños y medianos negocios apuestan por otras formas que generen empleo estable, apuesten por la conciliación de la vida laboral y familiar, inviertan en la formación continua de sus plantillas, garanticen unas medidas de seguridad laboral, e incluso repartan los beneficios económicos entre los y las trabajadoras, etc.

Quizás porque Díaz Ferrán no llega a representar a todo el empresariado español, sino al parecer solo a un sector, o tal vez únicamente a sus intereses económicos personales, debería al igual que Mr. Scrooge en Cuento de Navidad, reflexionar y con el propósito de cambiar, de convertirse en una persona más generosa y amable, plantearse abandonar la dirección de la organización empresarial, escuchando la recomendación no solo de quienes se encuentran más cerca de él y se ven identificados en sus palabras, sino de la coherencia que le trasladan desde distintos partidos políticos, los sindicatos, o la propia opinión pública.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Ética periodística y templanza política

Un vistazo a los medios durante los últimos días nos sirve para descubrir de que forma el lenguaje utilizado o el sentido que se le quiere dar a la realidad puede provocar intencionada o desinteresadamente ciertas tensiones. Una primera polémica ha sido la protagonizada por Hernnan Tertsch, periodista de Telemadrid, y Gran Wyoming, presentador de la Sexta. Fue el primero el que a modo de editorial del informativo Diario de la Noche, que él mismo presenta, tuvo la siguiente intervención, que prefiero ofreceros de modo integro –para no sacar ninguna frase de contexto-.



Como podemos comprobar, se trata de un más que sesgado discurso, en el que no solo se permite faltar a la laureada neutralidad periodística, sino que hasta se insulta desde un medio de comunicación público a la ideología de amplios sectores de nuestra ciudadanía. Desde mi punto de vista, todo un despropósito que llama la atención ver a través de una televisión que debería ser un servicio público en manos de los responsables políticos, y que han convertido en un aparato propagandístico de la derecha liberal-conservadora en la Comunidad de Madrid.

Tras esta emisión anterior, desde el programa El Intermedio de la Sexta, se llevó a cabo un montaje a través del cual se ponían en boca del citado periodista frases que el no había pronunciado. No es que yo me queje de esta técnica de manipulación que tantas risas nos puede provocar en multitud de ocasiones, pero si de la falta de gracia que tienen ciertos chistes cuando la vida de personas es objeto del chiste. Creo que todos hemos podido ver en multitud de ocasiones como el Gran Wyoming y su equipo son capaces de hacer un humor inteligente y buscar la ironía política sin entrar al trapo de esta forma.

Pero creo que el resto de la historia como mejor se puede explicar es a través del siguiente vídeo.



Y sin que en ningún momento nadie malinterprete mis palabras, me gustaría señalar que no creo que las críticas que el Gran Wyoming vierte sobre la derecha española –política y mediatica- y en especial sobre Esperanza Aguirre, deban caer en saco roto.

Otro caso nos ha sacudido en los últimos días, todos los medios de comunicación a nivel mundial se han hecho eco de la agresión sufrida por el Primer Ministro italiano, Silvio Berlusconi. En este caso ha habido algunos responsables políticos y medios italianos que han provocado la reflexión y creo que deberíamos compartirla. La izquierda italiana ha condenado el ataque, a la vez que ha culpado a Il Cavaliere del clima de odio en el país. Ante lo cual Berlusconi no ha dudado en afirmar que detrás de esta agresión está la izquierda italiana. En definitiva, la impotencia de unos y la prepotencia de otros, tan solo llevan a Italia a una situación de enfrentamiento, de polarización de las actitudes políticas.

Para terminar, unas líneas de la editorial del diario La Repubblica, del pasado 14 de diciembre, titulado Contra la violencia por la libertad.

La película dramática de Piazza Duomo dará la vuelta al mundo, testimoniando la decadencia del confrontamiento político en Italia. Pero por una vez esto no es lo que cuenta. Cuenta el efecto sobre cada uno de nosotros, sobre el país, sobre el sistema político. (...)La libertad de Berlusconi de desplegar sus políticas coincide con nuestra libertad de criticarlo. Este espacio de libertad se llama Democracia: defendámosla.

martes, 8 de diciembre de 2009

Algunos con las mismas energías

Nuevas Energías es el lema de la campaña que ha desarrollado el PSOE y con la que se ha pretendido, por un lado, explicar las medidas de carácter social puestas en marcha por los gobiernos socialistas para atenuar los efectos de la crisis, especialmente entre las clases trabajadoras y los sectores mas desfavorecidos; y en segundo lugar trasladar a la ciudadanía el convencimiento de una necesaria reforma de nuestro sistema económico, la apuesta por una economía sostenible y las medidas que se planean desde los ejecutivos para alcanzar este ambicioso objetivo.

Esta forma de rendir cuentas ante la ciudadanía, mas allá de la cercanía de los comicios electorales, ha tenido una buena acogida entre la gente a la que conozco y que ha participado en los distintos actos que se han desarrollado. La oportunidad de sentarse junto a responsables políticos de carácter nacional o regional es algo impensable para la mayor parte de la ciudadanía que ve a la clase política como una élite distante. Esta campaña ha abierto la puerta de las sedes socialistas a los vecinos y vecinas, brindándoles una ocasión para trasladarles sus impresiones sobre las políticas socialistas, sus propuestas desde la calle, y para dar algunos tirones de orejas a nuestros responsables, desde el respeto ya que no son considerados infalibles en su toma de decisiones.

A lo largo de las distintas reuniones a las que he podido asistir he descubierto como el esfuerzo realizado por las administraciones estatal y autonómica ha sido titánico en comparación a otros Estados europeos. Esto es consecuencia de algo que toda la gente ya hemos aceptado, que la situación española tiene mayores complejidades al verse lastrada, además, por la explosión de la burbuja inmobiliaria que el Partido Popular puso en marcha. Pero no todo son debilidades, a diferencia de otros Estados, nosotros contamos con una seguridad del sistema bancario, fruto del control y exigencias impuestas desde el propio Estado.

Así es como desde el PSOE se trabaja para atenuar los efectos de la actual situación económica y hacer participe a la ciudadanía de la política. Pero mientras, desde otras instituciones se trabaja en la dirección opuesta. El caso del Ayuntamiento de Granada es el que mejor conozco, donde podemos encontrar ejemplos de ineficacia en su gestión o de una malintencionada labor.

El Plan E ha puesto en marcha multitud de medidas, una de ellas los conocidos como Fondos ZP. Los 8.000 millones de euros que se le ha facilitado a las administraciones locales se han traducido en Granada en 42 millones de euros. Un dato que hace patente la ineficacia en la gestión de los mismos por parte de nuestros responsables municipales, mientras nuestra ciudad recibía el 27% de los fondos destinados a nuestra provincia, tan solo a generado el 10% de los puestos de trabajo creados en la misma.

El destino que se le ha dado a los mismos es además un elemento que demuestra la falta de visión política de los y las populares que gobiernan en el consistorio granadino. La mayor parte de las obras promovidas consisten en acerados, vallados, reformas menores, sustitución de iluminación, etc. en definitiva, actuaciones que no generarán puestos de trabajo más allá de los necesarios para realizar la obra. Mientras vemos como en otros municipios se están construyendo residencias de mayores, centros educativos, albergues de transeúntes, y otras instalaciones que generarán empleo con su puesta en marcha.

Pero no contentos con haber evitado un impacto positivo de esta inyección económica en Granada durante 2009, la previsión que tienen para el próximo año consiste en continuar con la reforma de calles, haciendo caso omiso a la estrategia nacional que pretende situar a la economía española en la vanguardia. Mientras cualquier ciudadano es consciente de la necesidad de apostar por las energías renovables, de convertir la innovación en la locomotora de nuestra economía, o de desarrollar el sistema de la dependencia en un país que cada vez cuenta con un número más alto de personas mayores, nuestro Ayuntamiento continua poniendo patas arriba las aceras de nuestra ciudad con sus obras.

Cada vez podemos estar más convencidos de que el PP ve la crisis económica y la situación por la que están pasando muchas familias como algo positivo por el rédito electoral que pretenden obtener. Atenuar los efectos de las medidas desarrolladas por los gobiernos socialistas y utilizar la crisis como su instrumento de oposición es su único objetivo, en lugar de trabajar en una misma dirección junto al resto de partidos políticos, sindicatos y empresariado para acabar rápido con esta situación saliendo fortalecidos de cara al futuro.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Alhambra 1925

Hoy Las Notas de Javier quieren dedicar unas líneas a la Alhambra, pero no al monumento nazarí que preside nuestra ciudad, sino la cerveza que desde hace más de 80 años acompaña a nuestras populares tapas. Y en especial a la Alhambra Reserva 1925, la cerveza premium que tiene este grupo, y que en este 2009 cumple 15 años en el mercado. Este producto, tan popular en nuestra ciudad como más allá de nuestra geografía se ha hecho un importante hueco en el mercado y podemos encontrarlo en establecimientos repartidos por todo el país.

Se trata de una cerveza con cuerpo, de las que gustan de ser saboreadas tranquilamente y también “peligrosa” como se la conoce por su alta graduación. Tiene tantos nombres coloquiales como fama entre los granadinos. Decir en cualquier bar, ponme una verde, o una milno, es sinónimo de estar pidiendo uno de esos botellines a los que ni siquiera les hace falta etiqueta para ser reconocidos. Alhambra Reserva 1925 no solo es un producto de calidad, sino una marca que se ha ganado un reconocimiento para todo un grupo empresarial, Cervezas Alhambra.

El surgimiento de esta cerveza también es algo que quiero subrayar, por la actualidad de la situación. La fábrica que encontramos en la Avenida de Murcia ha pasado por diversas manos, y en ocasiones fruto de su falta de rentabilidad era vendida/adquirida por parte de los grupos empresariales conscientes de la escasa cuota de mercado. Así fue como hace 15 años en un momento de crisis para la empresa, se hizo una apuesta por la investigación, el objetivo era encontrar un nuevo producto que aumentara las ventas y la rentabilidad de la fábrica. De este modo, innovando, fue como el departamento de investigación llega a producir un producto, una nueva cerveza de una alta calidad que permite al grupo empresarial competir en un nuevo mercado, el de las cervezas de “gama alta”.

Como digo, es de vigencia este caso por lo que supone de ejemplo en la situación económica actual que vivimos. Nos muestra como la apuesta por la superación, apoyándose en las conocidas I+D+i, puede permitirnos salir reforzados de la crisis.