miércoles, 3 de febrero de 2010

Una estrategia sin altos vuelos

No puedo terminar esta serie de entradas que abordan el papel del consistorio granadino en Fitur sin lamentar la participación por separado de dos instituciones como son el Ayuntamiento de la ciudad y el Patronato Provincial de Turismo, dependiente de la diputación socialista. Esta continua negativa del consistorio a participar en el stand de la provincia desde la llegada del PP al gobierno municipal no es más que otra muestra de confrontación. Y es que a los populares parece no importarles los perjuicios que supone no participar con un stand conjunto, como si los réditos electorales les fueran en ello.

Y es que acudir en solitario a Fitur le ha supuesto 93.000 euros al Ayuntamiento de nuestra ciudad en un momento en el que tienen las arcas municipales en la más absoluta ruina. Pero no solo es un gasto que se habría evitado acudiendo conjuntamente con la institución provincial, sino que habría brindado la oportunidad de promocionar la ciudad de Granada junto a Sierra Nevada y la Costa Tropical, lo que le hubiera dado más valor. Nos hubiéramos mostrado en el expositor del Patronato Provincial que contaba con más de 400 metros cuadrados y en el que se mostraba una imagen global de la oferta turística de toda la provincia en cuatro áreas: Sol y Playa, Monumental, Sierra Nevada, y Rural.

Pero tan solo queda ya lamentarnos de la política llevada a cabo por nuestro Ayuntamiento que una vez más deja pasar las oportunidades que se le brindan desde la Diputación de Granada. Y al hilo de la institución supramunicipal hay otro gran tema que ocupa páginas de nuestra prensa local frecuentemente, y al que parece que no le otorgamos la suficiente consideración, se trata del Convenio por los Vuelos Baratos.

Este asunto se remonta al momento en el que el alcalde de la capital, Pepe Torres, decide abandonar este convenio en el que participan las Diputaciones Provinciales de Granada y Jaén, la Federación de Empresas de Hostelería, la Confederación Granadina de Empresarios, la Cámara de Comercio, CajaGranada, Caja Rural, y Cetursa –Sierra Nevada-. Situando así en una posición de debilidad a los representantes del convenio que tiene por objeto atraer a nuestra ciudad un cada vez mayor número de vuelos de bajo coste, haciendo del aeropuerto Federico García Lorca una puerta de entrada a Andalucía de turistas nacionales y europeos.

Pero como si de un aeropuerto ajeno a nuestra ciudad se tratara, el Ayuntamiento en manos de los populares descarta volver al convenio, pese a que la Diputación le haya tendido la mano una y otra vez. Creo que es una forma más de comprender lo que llamamos falta de visión estratégica ya que el turismo –y la llegada de turistas necesariamente- es una de las fuentes de riqueza de nuestra economía local, que se ve de este modo perjudicada.

Pero siempre nos queda la satisfacción, cuando no consuelo, de que el paso por Fitur ha sido aprovechado por la institución provincial para iniciar conversaciones con siete compañías aéreas, entre las que se encuentran Air Berlin, Vueling, Al-Andalus Travel o Air Europa. Una forma de aumentar la oferta de vuelos desde el aeropuerto Federico García Lorca que seguro ayudará a situar Granada como un destino turístico cada vez más atractivo, a la vez que nos abrirá puentes a los granadinos y granadinas para tener más cerca y a menor precio multitud de destinos en España y toda Europa.

1 comentario:

Gonsaulo Magno dijo...

"...el Patronato Provincial de Turismo, dependiente de la diputación socialista..."

Como traiciona el subconsciente... la Diputación, aunque para algunos sea un cortijillo privado, es de todo los granadinos; no sólo de los socialistas.